Hoy os traemos una receta de «toma pan y moja»; Gallina en pepitoria. Un clásico, un plato de toda la vida, muy fácil de hacer y que seguro gustará a toda la familia.

Ya sabeis que siempre me gusta contaros un poquito de la historia que precede a las recetas que preparamos en Casa Rural Chanin, así que hoy os quiero hablar un poco de los orígenes de esta rica receta de gallina en pepitoria.

Como curiosidad, os diré que era uno de los platos preferidos de la reina Isabel II de Inglaterra. Nació en origen como un guiso de despojos, enriquecido con yemas de huevos cocidos y almendras (lo de las almendras surge en una versión un poco más avanzada en el tiempo) y aderezado con azafrán. Pero ya en el siglo XIX pasó a ser un noble guiso de aves y otras carnes más valoradas, no simples despojos.

Dicho esto, coged papel y boli que vamos con los ingredientes para que esta receta de gallina en pepitoria os salga tan deliciosa como a mí:

Para cuatro personas vais a necesitar:

  • 1 Gallina
  • 3 gramos de azafrán
  • 5 huevos cocidos
  • 50 gramos de almendras
  • 2 cebollas dulces
  • 3 dientes de ajo
  • 30 gramos de achiote
  • 1 unidad de masa para empanada
  • 1 huevo (para la empanada)
  • Semillas de sésamo (para la empanada)
  • Aceite de Oliva virgen extra
  • Sal
Ingredientes gallina en pepitoria

Una vez que tenemos todos los ingredientes listos, podremos ponernos manos a la masa con este plato tan rico y completo.

Primero tendrás que trocear y salpimentar la gallina, para después picar en juliana las cebollas y el ajo.

El siguiente paso es poner un poco de aceite de oliva en una cazuela a calentar donde marcamos la gallina. Cuando la capa externa esté dorada, podrás sacarla de la cazuela.

TRUCO; En una sartén, tuesta el azafrán envuelto en papel albal, para que no se queme.

Una vez que notes que el papel albal está ya un poco caliente, retíralo del fuego y ya está listo.

Continuaremos cocinando la verdura, en la misma cazuela y con el mismo aceite donde previamente hemos marcado la gallina. Lo dejaremos cocinar a fuego lento y cuando este casi lista, añadimos las almendras.

Después, en esa misma cazuela, añade la pasta de achiote y el azafrán previamente tostado en la sartén. Después añade la gallina y rehoga todo junto. Añade un chorrito de vino blanco que le dará un toque muy sabroso.  

El siguiente paso será cubrir todo con caldo de pollo y dejarlo cocinas+r a fuego lento durante una hora, hora y cuarto.

Una vez cocinado todo , con una espumadera vamos a sacar de la cazuela los trozos de gallina y así tener la salsa lista para triturar.

En esa salsa vamos a añadir las tres yemas de huevo rayadas y volvemos a añadir la gallina. Deja todo cocinando a fuego lento durante unos cinco minutos más.

Una idea de presentación que queda muy bien con este plato, es acompañar esta receta de gallina en pepitoria con unos costrones de pan frito.

En cuanto al achiote, la receta original no lo lleva, es un toque personal mio que creo que le va muy bien. Y en cuanto a la salsa, si no quieres no hace falta que la tritures. Si te gusta encontrar trozitos de verdura, no hay problema. Eso sí, si no vas a triturarla, quizá es mejor que la cortes en brunoise (dados pequeños) en lugar de en juliana como hemos indicado, ya que a pesar de no triturar la salsa, esta quedará más fina de este modo. Y por supuesto, se puede hacer con pollo en lugar de con gallina.

Espero que os animéis a hacer esta receta y nos compartáis el resultado.

Finalmente, si eres de los que te gusta la cocina casera y con productos de temporada, te recomiendo una rica receta con setas de primavera;
http://www.casachanin.com/blog/2020/04/28/risotto-con-setas-de-primavera/

A cocinar!