Una de las cosas que más anhelamos en general, es recuperar esa ansiada ‘nueva normalidad’ a la que previsiblemente llegaremos una vez finalicen las cuatro fases en las que nos encontramos inmersos a día de hoy.

La batalla que nos tocará librar desde el turismo rural frente al COVID-19 no será fácil. Pero por su puesto nuestra máxima en todo esto, será la de transmitir seguridad y confianza, a todos los que decidáis apoyar al turismo rural y nacional para lograr juntos salir de esta situación cuanto antes.

Si bien es cierto que, en nuestra humilde opinión, contamos con ciertas ventajas a la hora de enfrentarnos a los requerimientos esperados en la “nueva normalidad”

Algunas de las ventajas del turismo rural frente al COVID19:

1.- Menor capacidad de los establecimientos

En general el turismo rural se caracteriza por establecimientos o casas particulares, de menor tamaño que los establecimientos hoteleros de gran capacidad. Es por ello que estas condiciones permiten garantizar con mayor facilidad los nuevos requerimientos de distanciamiento social.

Vista exterior de Casa Rural Chanin

2.- Contacto directo con los gestores de los establecimientos

Sin duda, una de las grandes características de reserva en el turismo rural, es que en general, el contacto para tu reserva lo vas a hacer con el dueño o dueña del establecimiento.

Al entrar en contacto de primera mano con los propietarios, cualquier duda respecto de limpieza, espacios, características del lugar… quedará más que resuelta. Os ofrecemos un trato personal y cercano con el objeto de que hagáis de vuestras escapadas un momento de disfrute y relajación ante esta nueva situación.

En nuestro caso, os ayudaremos en organizar vuestra escapada desde el primer contacto. Hemos adaptado todos nuestros procedimientos de limpieza y contacto con los clientes, por lo que cuando lleguéis, os sentiréis como en vuestra propia casa.

3.- Ubicación en municipios con menor número de habitantes

Sin duda una ventaja en sí misma, ya que si apostamos por un alojamiento rural ubicado en cualquiera de los preciosos pueblos que inundan nuestro país, contaremos con la certeza de la distancia social en cualquiera de los lugares del pueblo.

Vista de Pinilla de los Barruecos

4.- Turismo no masificado y sostenible

Una de las grandes señas de identidad de nuestro sector: profesionalizado y con marcada vocación por el cliente. Las grandes aglomeraciones son lo opuesto al turismo rural, por lo que sin duda en estos momentos un alojamiento rural será una apuesta más que fiable para asegurar confianza y bienestar entre nuestro huéspedes.

5.- Naturaleza

La baja actividad de estos dos meses han dado como resultado niveles de contaminación más bajos en los últimos diez años. Si de algo pueden presumir los entornos rurales es de esa calidad de aire y entorno limpios.

Además de estas cinco grandes ventajas del turismo rural frente al COVID19, consideramos que apoyando a los negocios locales y nacionales, aportaremos todos a una salida más favorable y rápida de esta crisis en la que nos hemos adentrado.

En nuestro caso, nuestro pueblo (Pinilla de los Barruecos) está inmerso en una zona de amplio valor natural, donde podréis disfrutar de un contacto directo con la naturaleza huyendo de masificaciones y aglomeraciones. La densidad de población no llega a los 3 habitantes/km2.

Paseando por Pinilla de los Barruecos

Tras más de 20 años de trayectoria en este sector, podemos decir con seguridad desde Casa Rural Chanin que vuestra seguridad y bienestar en nuestro alojamiento, ahora más que nunca, serán nuestra gran prioridad durante vuestra estancia.

OS esperamos pronto! Si quieres conocernos mejor, visita nuestro post