Si existe una fiesta popular por excelencia en la Comarca de la Sierra de la Demanda, esa es la Fiesta popular de la Pingada del Mayo.

Hoy escribimos este post con el recuerdo de lo que pudo ser, pero este año no fue. Lo motivos, todos lo conocemos; COVID-19.

Por primera vez en la historia de esta fiesta popular, o al menos desde que nosotros y los más longevos de nuestro pueblo tienen recuerdo, en Pinilla de los Barruecos nunca se ha suspendido su celebración.

Pero en este post no queremos generar un triste recuerdo de lo que para nosotros es una de las festividades más arraigadas en nuestro municipio. Por ello, os vamos a comentar en detalle el origen y celebración de esta fiesta, y os invitamos a que podáis venir a disfrutar de ella el próximo año.

Esta fiesta popular, cuyos orígenes son inciertos dada la antigüedad de la misma, es un canto a la primavera y, antiguamente, una forma de cortejo entre los más jóvenes.

En Pinilla de los Barruecos, el inicio de esta festividad lo marca la “bajada del mayo”, la cual tiene lugar el sábado anterior al 1 de mayo. Este día, tras haber seleccionado previamente el ejemplar más adecuado (por su forma y altura), todo el pueblo sube en busca del Pino Mayo. Este pino se tira abajo tras un laborioso trabajo de cavado que permite extraer el mismo casi desde sus raíces. La extracción de este pino del monte se realiza con la ayuda de la vaca serrana, especie de gran arraigo en toda la Sierra de la Demanda. Una vez extraído el Mayo, y celebrada la correspondiente comida de hermandad, este se baja hasta el pueblo entre vítores y cánticos de todos los mozos y el resto del pueblo.

Llegado el día 1 de mayo, y con El Mayo ya en la plaza del Ayuntamiento (antiguamente se pingaba en la plaza vieja), a las 12 de la mañana comienza la tradicional pingada. En esta tarea, ayudados de un antiguo carro de carreteros y de sendas tijeras de madera, los mozos desde el mayo y el resto del pueblo y foráneos desde las cuerdas, se procede al levantamiento del mismo. En este punto debemos comentar que el pino suele tener una longitud aproximada de 26 metros y un peso de unos 1200 kg, lo que hace aún más impresionante ver cómo se pinga el mismo con la fuerza de los vecinos, sogas y tijeras.

Como colofón a esta fiesta, la noche del día 1 de mayo se celebra una tradicional merienda en el ayuntamiento( denominada el Concejo), en la que, acompañados de vino y escabeche ofrecido por el ayuntamiento, se procede a la subasta de los mayos. La cantidad recaudada se reparte a partes iguales entre mozos y Ayuntamiento .

Décadas atrás era numerosos los madereros que se acercaban hasta nuestro pueblo y pagaban importantes cantidades de dinero por la subasta del Mayo y varios pinos más. Hoy las nuevas formas de explotación maderera hacen que la expectación e interés por estas subastas sea menor, pero la tradición sigue vigente, como una de las más apreciadas y valoradas por nuestros vecinos.

Si bien este año no ha podido ser, os invitamos a que podáis disfrutar de esta bonita fiesta en próximas celebraciones. Para nuestros huéspedes de Casa Rural Chanin, es sin duda un reclamo y bonito recuerdo que pueden llevarse en la memoria.

En nuestro Blog podrás encontrar otras fiestas populares de nuestro pueblo y comarca.
http://www.casachanin.com/blog/

Os esperamos!